Alejadas del cliché te contamos cómo cultivar tu amor propio de manera real y duradera

Actualmente es muy probable que hayas escuchado mucho el concepto del amor propio, es algo que se encuentra en todas partes, desde vallas publicitarias hasta las redes sociales,  lo cierto es que el discurso se ha manipulado tanto de manera comercial, que al impulsar al consumo excesivo e incluso a ideales implícitos llamados “saludables”, el término se ha vuelto paisaje y ha perdido su importante valor.

Sin embargo, no es un concepto que se deba tomar a la ligera, es realmente importante para tí y tu salud emocional, generar prácticas que te permitan fortalecer tu seguridad y autoconfianza, con mayor razón si estás buscando transformar tu imagen o tener éxito profesionalmente, es fundamental que el primer paso sea el autoconocimiento para sacar a lucir todo tu potencial.

Pero… ¿Qué es el amor propio?

El amor propio se refiere al estado mental y emocional en el que nos sentimos bien con nosotros mismos, amando nuestras cualidades y aceptando eso que consideramos defectos. 

El amor propio es la base de nuestra autoestima, cuando lo desarrollas crees en ti, sabes quién eres y lo que quieres y comienzas a actuar en tu vida con ello como tus mejores herramientas.

Es por esto que queremos compartirte 3 pasos para que lo cultives eso de lo que todo el mundo habla pero muy pocos saben aplicar de manera correcta:

  1. Descubre qué te motiva: averigua cuáles cosas son importantes para ti y qué metas te has planteado y aún no has alcanzado, para comenzar a trazar el camino para conseguirlas. Piensa en esas cosas que te gustarían solo a ti y así te liberarás de la presión y la culpa, solo depende de ti.
  2. Transforma lo que no sabes en metas: este tip va muy alineado al anterior, la idea es mejorar y convertir eso que te da inseguridad en una nueva habilidad o conocimiento. Así estás encontrando varias oportunidades para sentirte mucho mejor contigo misma.

  3. Rodéate de gente que te inspire: tu círculo cercano también determina la relación que tienes contigo misma. Rodéate de aquellos que logran reconocerte por tus cualidades y virtudes, y además, te apoya en todo eso que se te dificulta atravesar. 

El amor propio se refleja en tu autocuidado, en tus proyecciones y las personas que te rodean, por eso es de suma importancia que cuides lo que consumes a nivel mental, que te rodees de aquellos que te apoyan y sobre todo que identifiques y trabajes por todo eso que quieres transformar y fortalecer.

¿Cómo crear hábitos saludables?

Como-crear-habitos-saludables